Saltar al contenido

Review: Nuevo Akai MPC Studio

El nuevo Akai MPC Studio, un controlador USB y MIDI muy bien diseñado con programa propio de acompañamiento. En su momento, la antigua edición de este MPC generó comentarios positivos pero también algunas voces críticas que han servido para perfilar positivamente la nueva entrega.

Ver review de Akai MPD232

El afamado desarrollador japonés ha publicado un modelo totalmente nuevo a un precio verdaderamente bajo. ¿Nos sorprenderá esta vez el nuevo MPC Studio? Lo hemos revisado y aquí está lo que encontramos.

controlador MIDI Akai MPC Studio

Índice

Controlador

Se trata de un controlador USB que también está equipado con conexiones MIDI (una salida y una entrada) en formato TRS. El hardware mide apenas 33 cm de ancho, 17 cm de profundidad y menos de 3 cm de alto. A pesar de lo pequeño y ligero que es este controlador, la mano de obra causa una buena y sólida impresión. El MPC Studio cabe sin duda en cualquier mochila, lo que lo convierte en una herramienta eminentemente portátil para los creadores de ritmos.

En comparación con la versión de hace diez años, este nuevo modelo black tiene un aspecto más elegante y ordenado. Está nueva entrega de Akai tiene algunos cambios:

  • Controles Q-link han desaparecido, y en su lugar hay una banda táctil flanqueada por una pantalla LED.
  • La pantalla notablemente reducida, esta muestra los parámetros que estás editando en ese momento (es muy pequeña para nuestro gusto).

pantalla de Akai MPC Studio

Por supuesto, se han mantenido los 16 pads sensibles a la velocidad con iluminación RGB en los bordes. También ofrecen aftertouch y están modelados según los pads del MPC X. Puedes utilizarlos no sólo para tocar ritmos, sino también melodías y acordes. Para que el trabajo fluya a más velocidad, hay botones de banco de pads en el lado izquierdo. De este modo, puedes cambiar rápidamente entre diferentes asignaciones de pads, controlando hasta ocho bancos. El cambio se ejecuta con un doble toque presionando el botón que corresponde.

El lado derecho (más allá de los pads) está destinado a la navegación por los menús y a las funcionalidades de transporte del programa asociado, que brinda la gama de uso de un DAW. Akai ha mantenido los codificadores rotativos y de pulsación para la introducción de parámetros.

Además, el MPC Studio no tiene una interfaz de audio integrada. Akai asume que ya tienes una o que te conformas con la toma de auriculares del portátil. Si quieres hacerte con una interfaz, echa un vistazo a estas interfaces por debajo de 200 euros.

Software de escritorio MPC2

MPC Studio solo trabaja conjuntamente con el software correspondiente, a tu disposición tanto para Windows como para macOS.

Software MPC2

El programa te permite usar la mayor parte de las funcionalidades de un DAW y además vienen algunos efectos e instrumentos virtuales. Así mismo hay plug-ins externos en formato VST y AU. Una parte integral es, por supuesto, las amplias posibilidades de arreglar, secuenciar y mezclar pistas.

MPC Studio te ofrece un paquete completo para crear pistas enteras sin necesidad de hardware o software adicional, aparte del ordenador y una interfaz de audio, por supuesto. E incluso de esta última podrías prescindir, en teoría, cuando estés de viaje. La salida de auriculares del ordenador podría ser suficiente en ese caso.

Curva de aprendizaje

La gran cantidad de funciones del software también hace que el MPC Studio sea muy complejo en comparación con los «viejos» MPC, debido a las posibilidades que ofrece. Y eso requiere ciertamente una cierta familiarización y una curva de aprendizaje. No podemos evitar comparar el MPC Studio con los modelos clásicos, que fueron diseñados para la simplicidad. Podías entender el concepto en poco tiempo y empezar a divertirte con él rápidamente.

Aquí echamos de menos este aspecto, ya que primero hay que familiarizarse con el software y la interacción con el controlador. Esto nos pareció un pequeño obstáculo. De hecho, tuvimos que llevar a cabo varias prácticas con mucho ensayo y error, además de leer claro el manual. En algunos momentos, el software no nos pareció especialmente intuitivo.

programa MPC2 para Akai MPC Studio

Dicho esto, el comienzo es sencillo. Se descarga el software, se instala, se conecta el mando mediante el cable USB incluido y todo está listo. Sin embargo, cuando se abre la aplicación, el usuario se encuentra con una interfaz algo confusa. Al principio, incluso cosas sencillas como encontrar un sample a través del navegador integrado y cargarlo en un pad resultan un poco molestas.

MPC Studio te ofrece diferentes vistas entre las que tienes que cambiar con frecuencia. Así que cuando empiezas con el MPC Studio, puedes sentirte un poco perdido. Y los recién llegados a la producción musical en un ordenador probablemente encontrarán todo esto un reto. La gran cantidad de opciones probablemente no permita una interfaz gráfica de usuario excesivamente sencilla, pero seguimos pensando que la interfaz podría ser un poco más elegante en algunos puntos.

Ver más características

Posibilidades sin fin

Finalmente te orientarás más rápidamente y desarrollarás tu propio flujo. Y, como ya hemos dicho, las posibilidades son inmensas y recompensarán tus esfuerzos. A medida que vayas pasando más tiempo con el controlador MIDI irás descubriendo más detalles que son realmente geniales y muy divertidos de utilizar.

Por ejemplo, puedes tocar los pads con diferentes escalas (del mismo modo que con PUSH 2 de Ableton o Maschine MK3 de Native) o directamente utilizarlos para disparar acordes adecuados. También puedes integrar hardware externo fácilmente vía MIDI y controlarlo vía MIDI CC. La pista de audio grabada a través de la interfaz se ejecuta directamente en sincronización con el arreglo sin ningún problema. Los efectos pueden colocarse como cadenas en los pads y las pistas o integrarse a través del envío y el retorno.

Los efectos, filtros e instrumentos virtuales

Te ofrecen una buena calidad de sonido y pueden ampliarse en cualquier momento con módulos VST y unidades de audio. El MPC2 Desktop ofrece funciones populares como 16 niveles, groove, swing o cuantificación. Y en comparación con los modelos de la vieja escuela, muchas cosas son mucho más sofisticadas. El arreglo, por ejemplo, puede editarse con mucho más detalle.

Podríamos seguir, pero no vamos a hacer una prueba exhaustiva de todas las funciones. Basta con decir que el trabajo con el MPC Studio te llevará a tus propias funciones favoritas.

Conclusión

El nuevo MPC Studio tiene un diseño agradable y compacto, una disposición ordenada y una fabricación sólida. La mayoría de la gente podrá prescindir de la pantalla incorporada, ya que es demasiado pequeña para su uso práctico. El software que lo acompaña ofrece una enorme gama de funciones que puede competir con la mayoría de los DAW. La compentración de hardware y software necesitará un poco formación y paciencia por tu parte. Pero una vez que estés preparado, podrás hacer mucho con este pequeño y potente paquete. Teniendo en cuenta el precio, obtienes una solución integral muy completa para la producción musical en movimiento.

El Akai MPC Studio ya está disponible y cuesta 299 euros en los comercios, consíguela con nuestro afiliado Amazon con un descuento.

AKAI Professional MPC Studio – Controlador MIDI, caja de ritmos con 16 pads RGB sensibles a la velocidad, software MPC, banda táctil asignable y pantalla LCD
  • Controlador MIDI alimentado por USB: 8 bancos de 16 pads MPC RGB sensibles a la velocidad y la presión con aftertouch aseguran la máxima expresión para captar todos los detalles de tu ejecución
  • Cinta táctil: asigna y controla parámetros como efectos y note repeat dentro del software MPC para ejecuciones táctiles en tiempo real; un complemento ideal para tu estudio en casa
  • Controla tus ritmos, con feedback visual: controles tangibles para una experiencia práctica; controles de transporte, pantalla LCD a color, modos Acordes y Escala para crear sonidos con sello propio

Está presentación de producto se ha realizado con AAWP plugin.

En másvolumenporfavor.com también puedes ver:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.