Saltar al contenido

Review: Sintetizadores portátiles Pocket Operator

Los sintetizadores portátiles Pocket Operator  incluyen cajas de ritmos, sintetizadores de Leads y bajos sub, emuladores de sonidos arcade, sampler vocales y mucho más. Aprovechando métodos de síntesis que van desde la FM y la sustractiva hasta la tabla de ondas y el modelado físico.

Cada unidad tiene el tamaño de la palma de la mano y, una vez que se quita la funda de cartón, se descubre una pantalla monocromática, 23 pequeños botones y dos knobs. Si estabas pensando en comprar un sintetizador portátil de bolsillo, los Pocket de Teenage Engineering son para ti.

Cada unidad tiene también un accesorio para colgar la pantalla, que es un poco precario, aunque, para ser justos, está diseñado para ser retirado a presión si se opta por una funda más profesional.

Índice

Características:

  • Colgador desmontable
  • Salida de audio de 3.5 mm + Salida de sincronización de auriculares
  • Puerto de programación JTAG
  • Entrada de sincronización + entrada de audio
  • Pestaña de bloqueo (serie po-30)
  • Altavoz incorporado
  • Soporte de cable plegable
Rebajas
Teenage Engineering PO-128 Mega Man Edición especial Sintetizador y Secuenciador
  • live synthesizer and sequencer
  • based on the mega man game series
  • parameter locks, glide control and punch-in effects

This product was presentation was made with AAWP plugin.

Diseño de los Pocket Operator Teenage Engineering

Como en el caso de la Oplab (ver aquí), todo está montado en la placa de circuitos (incluidos los soportes de las pilas AAA del panel trasero y las entradas y salidas de 3,3 mm). La pantalla de los Pocket Operators se centra en un tema visual concreto, como por ejemplo una máquina de coser (PO-12 Rhythm), un submarino (PO-14 Sub), una fábrica o una grúa (PO-16 Factory) o incluso un par que recuerdan a los juegos portátiles Megaman y Street Fighter de Nintendo de principios de los 80.

En cada escenario, diferentes elementos se mueven y responden a las pulsaciones de los botones cuando se reproducen los patrones. Hay algunas partes de la pantalla que proporcionan una respuesta visual más directa (incluyendo el tempo y las posiciones de los dos controles), pero todo lo demás tiene que depender de un área de visualización de tres dígitos en la parte superior derecha de la pantalla.

Así que, desde el principio, el enfoque parece ser la diversión más que la funcionalidad. Teniendo en cuenta esto y el coste, es comprensible que las pantallas LCD no estén retro-iluminadas, hay que decir que en la práctica esto no supone un problema.

Para no extendernos mucho, en este review analizaremos tres de los sintetizadores portátiles Teenage Engineering.

Ver precio actualizado de todos los dispositivos

Rhythm PO-12

Decidimos testear en el PO-12, la sección Rhythm de la familia. Después de enchufar las pilas (que aparentemente pueden mantener la unidad en espera durante dos años) llegó el momento de encenderlo.

teenage engineering pocket operator

En primer lugar no existe un interruptor de encendido/apagado, por lo que es cuestión de sumergirse directamente, tocar y luego dejar que la unidad pase al modo de espera cuando hayas terminado.

Asimismo Pulsar el botón de «play» fue bastante fácil y puso en marcha los ritmos. Sin embargo, desde el principio queda claro que tienes que consultar la guía de inicio rápido, el esquema general y el manual. Hay que recordar unas cuantas combinaciones de teclas y giros de mandos para sacar provecho a todas las funciones que ofrece.

Una caja de ritmos mini de bolsillo

En esencia, el PO-12 ofrece 16 sonidos (cada uno con dos parámetros ajustables) que se activan mediante uno de los 16 patrones (de 16 pasos). Los patrones pueden grabarse en vivo, o en modo de pasos, donde se pueden activar o desactivar pasos individuales para cada sonido a través de una cuadrícula 4×4 (botones 1 a 16).

Por consiguiente los sonidos del PO-12 se inclinan mucho hacia los que se encuentran en las cajas de ritmos de principios de los 80. Piensa en la serie TR de Roland mezclada con una LM-1 de Linn o una DMX de Oberheim, pero en conjunto más arenosa y lo-fi.

Aunque no diríamos que esta pequeña caja tiene clase, sí que tiene carácter, tendrás que conectarla a un sistema de sonido decente si quieres escuchar algo más que las altas frecuencias del altavoz incorporado. Dicho esto, el pequeño altavoz integrado es una maravilla de la ingeniería oculta.

Funcionalidades en la práctica

Si se mantiene pulsado el botón de sonido mientras se pulsa uno de los botones numéricos, se selecciona el sonido de batería correspondiente para la audición o la entrada por pasos. Los parámetros más comunes son el tono y el decaimiento, pero en algunos casos hay más cosas bajo el capó, tales como:

  • Reducción de la profundidad de bits
  • Duplicación.

Automatizaciones para una experiencia para un control óptimo

Por otro lado la automatización de los parámetros está permanentemente activada, por lo que es necesario pulsar el botón Write mientras se realiza cualquier edición de sonido para que sea permanente. Esto se parece mucho a una versión permanentemente activada de la legendaria secuenciación de movimiento de Korg, introducida en sus primeros Electribes.

Ahora añade 16 efectos diferentes (no editables) que se pueden cambiar sobre la marcha y pronto se hace evidente que los Pocket Operators son capaces de conjurar una locura sónic. Al igual que los demás parámetros de sonido, la selección de efectos es automática.

La última pieza del cuadro es el llamado «multiplicador de pasos», que te permite añadir relanzamientos personalizados al estilo glitch (2, 4, 8 o 16) a cualquier paso del patrón de un sonido concreto (a diferencia de los efectos de tartamudeo aplicados globalmente).

Una vez que te haces con estos combos de pulsación de teclas adicionales, y algunas de sus peculiaridades operativas subyacentes, añaden otro nivel de interés incluso al ritmo más deslucido. Los patrones pueden copiarse a otras ranuras y encadenarse con repeticiones muy fácilmente para hacer una «canción» más larga.

Todo el tiempo que se hace esto, se ve en la pantalla la visión frenética de una pequeña figura de palo que controla una máquina de coser y que golpea los ritmos. Sin querer parecer demasiado seco o distante, esto proporciona una breve diversión, pero nos hubiera gustado que se utilizara más parte de la pantalla para los parámetros y la retroalimentación de los ritmos.

Sintetizador Sub PO-14

El sintetizador PO-14 sigue un formato similar al del módulo de batería en cuanto a la disposición y los aspectos más amplios de la programación de patrones, pero esta vez con un sintetizador de bajo monofónico combinado con una sección de «microbatería» de 16 partes. El punto de partida son 15 sonidos de bajo diferentes.

Una vez seleccionado un sonido y borrado el patrón actual, la forma más sencilla de poner en marcha algo es utilizar los botones (dispuestos como dos octavas de una escala mayor) para «tocar» una línea de bajo. Los efectos se pueden añadir como antes.

El botón «func» está etiquetado como «key», pero, lo que es más confuso, es que no tiene nada que ver con la tonalidad del patrón, sino que te permite acceder a los «estilos de reproducción» que convierten tus simples notas de bajo de una sola nota en arpegios y otros interesantes efectos de secuencia de notas.

Ediciones en vivo

Asimismo puedes editar el tono y la longitud de las notas de cada paso y los dos parámetros del sonido de sintetizador. Si eliges el sonido 16, obtienes una selección de acordes y efectos de batería, que funcionan en paralelo a los bajos.

Sintetizador portátil Lead PO-16

El PO-16 Factory es mucho más parecido al Sub en lo que respecta a la función y al sonido. La principal diferencia aquí son los sonidos de sintetizador preestablecidos y los elementos de micro-batería, centrándose en las líneas melódicas y armónicas.

mini sintetizador teenage

Al igual que el PO-14, no hay descripción de los distintos estilos de reproducción en el manual. En másvolumenporfavor.com Estamos a favor de la experimentación y el juego.

Los pequeños LED’s de paso no siempre son claros, lo que lo hace algo difícil de seguir. Las opciones de sincronización a través de las tomas de entrada y salida son útiles para ejecutar las unidades juntas o con otros equipos.

No hay MIDI, lo cual es de esperar. Tambiéns notamos una caída de nivel rítmica, sin duda causada por el «auto-compresor» y el limitador de hardware, aunque esto hace que el sonido sea más contundente.

Visita la tienda de Teenage Engineering

Estos tres sintetizadores portátiles teenage engineering son capaces de crear algunos elementos musicales interesantes, por lo que con el resto ya te puedes hacer una idea por donde irán los tiros.

En másvolumenporfavor.com también puedes ver:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.